lunes, julio 10, 2017

Vuelve TAREA Fina!!! Ya en breve les estaré contando el porqué y el como...

martes, junio 10, 2008

Quizás sea así...


CUANDO ME MUERA

El día en que yo me muera
que nadie llore por mí,
el llanto es agua salada
y la sal no echa raíz.

El llanto es agua salada
y la sal no echa raíz.

Tirenme de lomo al campo
y los ojos ábranme,
que quiero seguir mirando
el cielo que no alcance.

Que quiero seguir mirando
el cielo que no alcancé.

Que nadie rece por mi alma
y que nadie ruegue a Dios,
ya no me quedan ni gracias
pa pagar ese favor.

Ya no me quedan ni gracias
pa pagar ese favor.
Voy caminando despacio,
total, igual via llegar.

La vida no tiene apuro,
la muerte sabe esperar.
la vida no tiene apuro,
la muerte sabe esperar.

Un día pensando en algo
quise soñar, y pa qué?
Me sobraba pensamiento
pero al sueño no lo hallé.

Tirenme de lomo al campo
y los ojos ábranme,
que quiero seguir mirando
el cielo que no alcancé.

José Larralde

domingo, mayo 25, 2008



Con dos de mis soles. Sandra y Aylén.
Foto tomada en el cumple de mis 50 años.

Fiesta sorpresa organizada por San y con el viaje de la Pola desde Bariloche en representación de Nahu y Catri.

Montones de regalos, entre los que encontré un saxo, regalo de mis hijos a sabiendas de mi deseo de poder tener uno para sacar algún sonido. Aunque más no sea.

miércoles, agosto 22, 2007

SIGO PARTICIPANDO...

Hace ya mucho que no escribo. Abro el blog, lo miro, pienso... y ahí quedaba.
Lo retomo hoy finalmente, en el medio de un invierno atípico en el Fin del Mundo.

Ya un año más viejo. Medio siglo en el lomo, así, a los golpes.

Pero... aquí estoy...

jueves, noviembre 16, 2006


LA NEVADA DE LOS LOROS

Fué copiosa la nevada que cayó ayer y hoy continúa sobre Ushuaia. Esto hizo que la de ayer se convirtiera en una muy atípica jornada primaveral.
Los paisanos dirían: "...pasó la nevada de los teros, esta es la de los loros y falta la de los tontos..."
Durante la mañana, el clima varió de las tenues lloviznas a un cielo parcialmente despejado, pero con fuertes vientos del sudoeste que llevaron a que la sensación térmica se ubicara en torno a los 4 grados bajo cero.
Cerca del mediodía se experimentó una disminución del viento con la consecuente mejoría térmica, pero se trató sólo de un efímero vestigio primaveral. Poco después de las 15 se empezó a registrar una tenue pero persistente nevada, que fue ganando fuerza con el correr de las horas. El desmejoramiento climático se vió acompañado por intensos y fríos vientos del sudoeste que llevaron a que la sensación térmica se ubicara en los 6 grados bajo cero.
La intensidad de la nevada se vio reflejada en las calles de toda la ciudad. La magnitud del fenómeno quedó de manifiesto en la acumulación nívea que se registró en toda la ciudad.